martes, 13 de septiembre de 2016

Adictos al ruido



Tengo dolor de cabeza de tanto ruido.
 
Cuando llegamos a casa o nos levantamos, encendemos la televisión para que aniquile el silencio.


Muchas veces hablamos “por decir algo” no porque realmente tenemos nada que contar. 
Rellenamos con palabras los silencios incómodos en vez de preguntarnos, ¿por qué estamos incómodos?


¿Para qué hablar con un tono normal cuando se puede gritar?


¿Por qué nos asusta el silencio? ¿Nos da miedo la paz y mirar dentro de nosotros? ¿Es  tan terrible nuestro interior? ¿Por qué lo maltratamos?


Regálate unos minutos de silencio en tu vida. Tú y tu respiración. Siente el aquí y ahora. 

Ganarás muchísimo. Ya me desahogué. Un abrazo

domingo, 4 de septiembre de 2016

Minimalizando el ropero. Manías y preferencias con la ropa



Estoy llevando mil y un experimentos para encontrar mi estilo y tratar de racionalizar el consumo de ropa. Este año he comprado mucha pero bastante menos cantidad y mejor calidad que otros años.

Como es normal, cada uno de nosotros tiene sus gustos con la ropa. Voy a poner por escrito mis manías y me decís las vuestras.

Mis preferencias.
  • Mi color de base es el negro para temas de zapatos, bolsos… El marrón me es mucho más difícil de combinar y poco a poco irá desapareciendo de mi armario.
  • Intento que las partes de abajo sean de colores neutros, pues encuentro mucho más fácil combinar un pantalón negro.
  • Me gustan que los bolsos y los zapatos sean de calidad. Soy de las que usan el mismo bolso casi a diario.
  • Odio las camisas, las odio porque hay que plancharlas. ¿Sabéis que odio planchar?
  • En verano casi siempre llevo vestido, especialmente de una marca que casi no necesito ni probarme porque sé que me quedarán bien. De hecho, estoy pensando en empezar a llevar vestidos también en invierno. Sólo debes pensar en combinarlos con los zapatos y medias.
  • Adoro los leggins, son muy cómodos debajo de las botas los días que llueve.
  • Me encanta el maquillaje, ayuda mucho a complementar un conjunto.
  • Fijándome, casi siempre llevo lo mismo. He de aprender a comprarme más ropa “de lo mismo”.
  • Intento que mi ropa me enamore nada más verla.
  • Aunque parezca paradójico, hay veces que es necesario salir de la zona de confort. Probar, probar y probar, nos sorprenderíamos de cómo nos queda algo que a simple vista no nos llamaba.

martes, 16 de agosto de 2016

Dificultades del alemán



Me encantan los idiomas, pero durante mi época opositora los dejé totalmente de lado.  El año pasado empecé a aprender alemán. Es un idioma muy difícil pero muy preciso. Lo encuentro bellísimo.

Vocabulario

Hay palabras que se parecen mucho al inglés, por ejemplo Haus (casa o house en inglés), Hand (mano, hand en inglés). Otras se parecen a nuestro idioma como un huevo a una castaña. Por ejemplo Prüfung, examen; Zug, tren.

Los géneros y los plurales

El alemán hay tres géneros: masculino, femenino y neutro. Hay lo menos nueve reglas para formar plurales sin contar que nos meten algún cambio vocálico a traición, por ejemplo, der Mann, die Männer (hombre, hombres). Un consejo, apréndete la palabra con el género y el plural. En los diccionarios está el plural de la palabra.

Las mayúsculas

No es una dificultad aunque choca. Todos los sustantivos o palabras que funcionen como tal van en mayúsculas. Me encanta y facilita mucho todo.

Esos palabros largos

Hay palabras larguísimas, pero tienen truco, suelen ser palabras compuestas, la suma de dos, tres o más palabras. Por ejemplo avión es Flugzeug, que traducido literalmente es cosa que vuela. Vorhang (lo encuentro graciosísimo) es algo que cuelga delante, dicho en cristiano, una cortina.

El orden de las palabras

Todavía estoy estudiando las frases simples y ya me encuentro con ralladas como poner el verbo al final. Con los verbos modales o tiempos compuestos, el verbo en infinitivo o participio es el que va en último lugar. Hay que tener paciencia y escuchar toda la frase para encontrar el sentido. Cuando llegue a las subordinadas os cuento, que  el Konjuntiv se las trae.

Pronunciación

Al principio parece difícil con tanta consonante. Pensaba que se me astillarían las cuerdas vocales antes de aprenderlo. Ellos pronuncian todo excepto las h mudas. Hay vocales largas y vocales cortas, además de las dichosas umlauts (las diéresies que hay en a, o, u). Una palabra puede cambiar por completo de significado con una vocal larga o corta, por ejemplo, wieder (otra vez) o wider (contra, versus).

Los verbos con partículas

Si en inglés sudábamos con los phrasal verbs, en alemán lloraremos al principio con los Trennbare Verben. En presente las ponen al final de la frase y en el participio van pegadas.